El poblado íbero-romano de El Monastil se encuentra ubicado al norte de Elda, Alicante. Su origen se remonta al siglo V a. C. Destaca en este yacimiento, su iglesia cristiana y los hornos cerámicos romanos.